Rifas, juegos y espectáculos, mucho por descubrir

Publicado Jan 23, 2017

FUENTE: Radiosantafe.com – Diciembre 2016

Por: Luis Eduardo Forero Medina

Los juegos al azar se estrenaron en la era cristiana cuando en el Gólgota después de crucificar al Pobre de Nazaret, los soldados se repartieron su ropa y echaron a suertes su túnica.

En Colombia el gobierno nacional intenta impulsar la industria del juego “para llevarla al nivel de las mejores del mundo”, indicó la economista caleña Cristina Arango Olaya; y los industriales lúdicos buscan modernizarla, aprovechando el buen momento que atraviesa el mercado colombiano, que “está viviendo una evolución sin antecedentes en la industria del juego en América Latina”, señala el portal Gamesmagazine.biz.

Para los bogotanos las carreras de caballos como espectáculo se ofrecieron desde 1954 en el hipódromo de Techo que fue cerrado en 1982, para darle paso al hipódromo de los Andes que funcionó de 1978 a 1987. La hípica hoy se sigue desde internet, por la escasez de escenarios físicos de ese deporte.

La modalidad de juego depende del estrato socio económico del apostador, por ejemplo las rifas son comunes en los estratos 1,2 y 3, en la modalidad tradicional en que rifan productos o servicios; las denominadas cadenas que mueven sumas de dinero incalculables ,y las pirámides financieras que arruinaron a miles de colombianos, y que parecía se habían derrumbado desde 2008. En las Regiones es frecuente ver personas con megáfono promocionando rifas, a espaldas de los alcaldes. Por ley todos los juegos deben estar autorizados por la primera autoridad municipal o por la Empresa Territorial para la salud, -Coljuegos-, de acuerdo al caso.

Los colombianos al jugar prefieren en su orden las apuestas permanentes o chance (63%), iniciado en los años 60 con tres cifras, y legalizado en 1982; el baloto (16%), desde hace 15 años y que dejó de ser novedoso, y las loterías que juega un 11% de los apostadores. El 428 es el número que ha dejado más ganadores de Chance en Colombia, señala el Grupo Empresarial en Línea, GELSA; el 24 de septiembre de 2016 con ese número se lo ganaron 3.886 aficionados. A nivel global, en América Latina es donde más de comercializa la lotería, la gran mayoría nacional, no regional como en Colombia, donde desde 1923 puede funcionar una lotería tradicional de billetes, por cada departamento. Las ventas totales de lotería en 2015 en el mundo fueron de USD 279 900 000 000, indica World Lottery Association (WLA.) Los ludópatas en el mundo serían millones; en Argentina funciona la Asociación jugadores anónimos, y el gobierno presta ayuda a los individuos con problemas de adicción relacionados con los juegos de azar. Macao en China y Las Vegas en el Estado de Nevada, EE.UU, se disputan ser la mítica meca mundial del juego.

Los nombres y modalidades de los juegos de azar, que hoy se ejecutan desde móviles y tablets, varían de acuerdo al país y a la época; en Colombia para jugar y apostar, están los bingos, videobingos, esferódromos, máquinas tragamonedas, casinos, slots o minicasinos y similares.

Argentina, Brasil y México encabezan la industria del entretenimiento en América Latina, que se la tiene que ver con la ilegalidad, contra la cual en varios países de la Región, las autoridades respectivas adelantan operativos, entre otros de destrucción de máquinas tragamonedas instaladas en diversos establecimientos comerciales; en Colombia en los nueve primeros meses del año fueron retiradas 2783 máquinas electrónicas de ese género. Para erradicar el blanqueo de dinero con lotería y chance ilegal, se implementó el Sistema Integrado de Prevención del Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo -SIPLAFT-. Los responsables de vender chance ilegal, forma que aumenta en diciembre, incurrirían en los delitos de concierto para delinquir y ejercicio monopolístico de arbitrio rentístico.

El coco de toda la cadena es la inminente alza de impuestos en varios países; en Argentina los empleados de bingos, casinos, agencias hípicas e hipódromos adelantan protestas al proyecto que gravaría con nuevos tributos al sector. Similar situación se vive en Nuevo León, México, donde se pretende gravar con 10% el ingreso de los casinos. La ventaja de la casa, que en Colombia se congrega en Fecoljuegos y Feceazar, son los juegos on line, que no pagan impuestos en la mayoría de países de la Región. Algunos juegos son gratuitos, otros video juegos mueven millones de dólares, apuestas deportivas en vivo, casinos en vivo y poker en vivo, el keno, etc. ofrecen a los jugadores tiempos de diversión ilimitados. Por lo menos una docena de agentes intervienen en esta clase de software, que inició a comienzos de la década de los 70 con una consola de 28 juegos y sin sonido, producida por Philips. 

El año pasado la industria de videojuegos mundial que sigue afectada por la piratería, manejó cerca de 90.000 millones de dólares, según Newzoo. La industria del videojuego, que para mayor comodidad ahora se opera en pantallas más grandes de televisores, es denominada fábrica de hacer dinero. En Colombia, Coljuegos apenas comienza a oficializar los juegos online, que para producirlos no es como soplar y hacer botellas, además de talento se necesita suficiente dinero de trabajo. Después de una década empiezan a llegar nuevos juegos, desde luego en línea, donde se emplea el dinero plástico.

Los circos fijos o itinerantes desde mediados del año pasado, por iniciativa del parlamentario Augusto Posada Sánchez, no pueden utilizar en su espectáculo animales salvajes, que vivían presos y continuamente maltratados por sus domadores. Los ‘animalistas’ que lucharon más de una década para que se implantara esa prohibición en Colombia, continúan trabajando para que también los animales domésticos sean excluidos de los shows circenses.

Bogotá, Cali, Medellín, Cartagena y Barranquilla son el epicentro de los mejores conciertos en América Latina de música electrónica, hip hop, pospunk y otros géneros musicales. De acuerdo a la Cámara de Comercio de Bogotá, esta actividad de conciertos maneja más de 29 millones de dólares al año.

Las entidades reguladoras del gaming en Colombia, no han corrido con suerte, Ecosalud S. A , creada en 1990, y su sustituta, la Empresa Territorial para la Salud (ETESA), fueron liquidadas por innumerables errores, sobre todo por la apropiación de los dineros que se debían transferir a la salud. Coljuegos iniciado en 2012, según analistas no pasa de ser un ente minúsculo frente a la poderosa industria del juego; Hacienda supuestamente no acierta en nombrar al que mejor baraje las cartas en la industria; en promedio Coljuegos, que recauda las rentas que se destinan para financiar la salud pública, los presidentes han durado menos de un año, a excepción de Arango que estuvo dos años. Fabio Olmedo Palacio permaneció una semana, debiendo salir por la puerta de atrás por su señalada vinculación con empresas de juegos de azar de José María Ortiz Pinilla, alias ´Chepe´, quien pagó una condena en EE.UU. por narcotráfico.

Acerca de los juegos de azar, donde a veces el ausente es el “juego responsable”, san Francisco de Sales (1567-1622), dice que “no es malo el hacerlo, quizá, pero es malo el aficionarse a eso”.