Los casinos en línea de Colombia

Publicado Jan 23, 2017

FUENTE: Colombia.com – Diciembre 2016

Colombia tiene muy arraigado en su cultura los juegos de azar.

Colombia es un país donde los juegos de azar han tenido un fuerte impacto en su cultura. Los habitantes de esta nación son muy aficionados a las apuestas y los juegos de azar, en tanto es una forma de diversión que los ha nutrido como parte de su folclor, tal como lo han sido los juegos deportivos como el tejo, la rana, entre otros, donde la persona tiene la oportunidad de realizar un lanzamiento y apostar dinero entre sus amigos.

Por eso, el mundo de las loterías y los juegos de azar ha tenido mucho peso a lo largo de las décadas, razón por la cual, por supuesto, se han creado legislaciones fuertes para defender tanto la legalidad del juego como también el impacto monetario que este tiene sobre los apostadores, para así generar impuestos a favor de la salud pública, la educación y las fundaciones de caridad.

Los casinos por ejemplo, se encuentran tan bien posicionados y hacen parte del diario vivir, que incluso no es necesario que tengas que ir a un casino oficial para disfrutar de un tragamonedas digital. Solo haría falta que visitarás una tienda de barrio o un pequeño bar y allí encontrarías una maquina así, con toda la optimización digital que hoy poseen.

Por eso, en Colombia, se creó Coljuegos la cual está a cargo de supervisar que todos los casinos y juegos de azar se encuentren dentro de todo el marco de la ley. Sus acciones están basadas en una gran cantidad de normas jurídicas establecidas por el Congreso, lo que avala así los impuestos y las deducciones que pueden establecerse a los usuarios de estos entornos.

Cuando finalmente, los casinos online se introdujeron dentro de las opciones de juego para los apostadores, ya por entonces existían ciertas normatividades previas que aportaron a darle mayor estabilidad a lo que estos representan, sin crear mayores obstáculos. Por ejemplo, en lo referente a los tragamonedas ya existía ciertas cláusulas definidas, en tanto su sistema digital y su software regulador era el mismo utilizado en los casinos tradicionales con sede propia.

Por entonces la legislación que hacía cobertura a dicho sistema digital era el Decreto 2121 de 2004, el cual se presentaba como una reforma del Ley 643 de 2001. Al existir previamente una lista de descripciones e ideas claves de lo que representaba este tipo de juegos, cuando se hizo el paso a las legislaciones de los casinos online, el proceso fue mucho más fácil y dócil.

Por ejemplo, una de las multas que puede llegar a ostentar hoy en día, el hecho de que un tragamonedas no opere de manera legal, es la de un valor de $51.000.000 millones de pesos colombianos, o el equivalente a unos 18.000 dólares. Este mismo tipo de sanción fue transferido entonces a las plataformas de servicios online.

Para el año 2010, en Colombia, el auge de los juegos electrónicos no solo imperaba a través de los sitios web y casinos oficiales, sino también bajo el uso de otras máquinas expendedoras de tiquetes o servicios que eran virtualizados tras la compra del apostador. Así, el tiquete debía estar respaldado por una base de datos, de modo que los usuarios pudieran ser conscientes de que su apuesta estuviera protegida.

Es por ello que las legislaciones volvieron a repensarse, creado así la Ley 1391 del 2010, donde vuelven a confluir conceptos anteriormente trabajados por los legisladores, para así darles mayor sustentabilidad y garantías a los usuarios de los juegos electrónicos, tanto para las plataformas de casinos online, como para la otra gama de juegos como loterías y/o bingos. He aquí, una referencia a uno de los artículos más integrales de esta legislación:

Artículo 38. Juegos Novedosos. Son cualquier otra modalidad de juegos de suerte y azar distintos de las loterías tradicionales o de billetes, de las apuestas permanentes y de los demás juegos a que se refiere la presente ley. Se consideran juegos novedosos, entre otros, la lotto preimpresa, la lotería instantánea, el lotto en línea en cualquiera de sus modalidades, los juegos que se operen en línea contentivos de las diferentes apuestas en eventos, apuestas de los juegos de casino virtual, apuestas deportivas y los demás juegos realizados por medios electrónicos, por Internet, por telefonía celular o cualquier otra modalidad en tiempo real que no requiera la presencia del apostador.

El Gobierno Nacional señalará las condiciones para la transferencia de los derechos de explotación y para la operación de juegos por medios electrónicos, por Internet, por telefonía celular o por cualquier otra modalidad en línea y tiempo real, que no requieran la presencia del apostador.

Los derechos de explotación que deben transferir quienes operen juegos novedosos equivaldrán, como mínimo, al 17% de los ingresos brutos. En la operación de juegos novedosos por Internet, que podrán realizarse solo en las condiciones que establezca el Gobierno Nacional, los derechos de explotación equivaldrán como mínimo al 10% de los ingresos brutos.

Este artículo legal, describe a la perfección cómo el gobierno colombiano, entra a participar de los derechos de los apostadores dentro del universo de las apuestas virtuales. En el momento que te suscribes a un casino online ya sea nacional o internacional, las clausulas y políticas propias de dicha plataforma entran en consonancia con las que rigen en el país de Colombia.

Así, todas tus ganancias y oportunidades son totalmente seguras. En el caso de que exista un casino que infrinja estas legislaciones los cobros por multas son realmente millonarios, lo que lleva a su vez a un proceso legal que por lo general concluye con la eliminación de los permisos para ejercer al propietario o los dueños del casino en línea.

Si eres un apostador colombiano y te encantan los casinos en línea por toda la comodidad que esto implica, es importante que sepas que el mismo gobierno colombiano avala tu vocación como jugador y para ello ha creado las mejores leyes a favor tu experiencia de juego. Sin duda alguna, Colombia, como país con una tradición fuerte en los juegos de azar y los casinos, cuenta con todos los recursos legales para ofrecer plataformas profesionales y totalmente honestas.